Venta de motos usadas en Argentina

La venta de motos usadas en Argentina es uno de los campos económicos que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años, a pesar de la ambivalencia constante del mercado que ha hecho que esta curva positiva no sea rotundamente sostenida en el tiempo. El ingreso de nuevos modelos y marcas hizo que los precios se mantuvieran en muchos casos y en otros que los aumentos no fueran exagerados, aún con una inflación anual cercana al 25%. La falta de variedad en la oferta había impulsado la suba irracional del precio de las motos usadas.

¿Por qué crece la venta de motos usadas en Argentina?

Moto usada Suzuki AX 100

En primer lugar, por la competencia entre los vendedores. El ingreso de motos terminadas desde China hizo que las concesionarias del país observaran con recelo esta medida. Por otro lado, en comparación con los costos del mantenimiento de un auto, tener una moto en Argentina es una excelente opción para aquellos ciudadanos que no pueden financiar la tenencia de otro rodado ni afrontar la escalada de precios de los combustibles. Cabe destacar que es más fácil adquirir una moto que un auto, puesto que una de mediana calidad no supera el total de dos sueldos mínimos y el pago en cuotas con baja tasa de interés es una práctica extendida incluso en supermercados convencionales.

Estos factores hicieron que los argentinos tengan más posibilidades de cambiar sus motos por otras nuevas, deslizando las usadas pero en excelentes condiciones al mercado de motos de segunda mano. El resultado fue un crecimiento real cercano al 50% en el rubro, teniendo en cuenta que hay un porcentaje fantasma, ya que el patentado o registro no suele ser inmediato.

¿Cuánto cuesta comprar una moto usada en Argentina?

Moto usada Legnano 150

Por supuesto, el precio dependerá del año, modelo y marca y se encuentra atado al valor referencial de las motos 0km, las cuales, a su vez, modifican sus precios de lista de acuerdo a la fluctuación del dólar y el peso impositivo regulado por el Estado. Además, los costos de los motovehículos usados también cambian si se eligen marcas nacionales o importadas.

Sin embargo, hay algunos estándares que se tienen en cuenta para tener una idea aproximada. Una moto de trabajo usada, que nueva se ubica entre los 14 y los 25 mil pesos, cuesta poco más de la mitad. En este rango de interés, también se encuentran las motos de paseo, como las scooters, que están penetrando en las ciudades con sus versiones eléctricas. Destacan las firmas Zanella, HondaMotomel. Las más codiciadas son las de 105 a 250 cm3.  

Otro dato a tener presente es el dinero que debe desembolsarse para dejar constancia de la titularidad de la moto nueva o usada en la DNRPA (Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios), organismo encargado de tramitar las transferencias, de verificar las multas adeudadas y de la entrega de las chapas patentes. Los formularios a llenar tienen un costo de hasta el 25% del valor de la venta.