Venta de casas y departamentos en México

La venta de casas en México o en cualquier otra parte del mundo implica un compromiso económico importante entre quien entrega el bien inmobiliario y quien lo adquiere. Si deseas comprar o vender una propiedad, debes tener presente que las zonas que registran mayor actividad en este sector suelen ser Querétaro y el Estado de México, poniendo en relieve un marcado crecimiento en la renta de departamentos, específicamente. 

También cabe destacar que estados fronterizos como Tijuana cuentan con un impulso constante en el rubro debido al recrudecimiento de las políticas habitacionales en Estados Unidos, lo cual potencia la compra de viviendas en México por parte de personas con doble ciudadanía. El inconveniente que esto podría generar al resto de la población es la dolarización de los precios. 

Casa en México

¿Qué tipo de casas compran los mexicanos?

Si bien los bienes inmobiliarios disponibles son casas, departamentos, terrenos aptos para construir y locales, la ciudadanía demuestra una preferencia cada vez más marcada hacia la compra de inmuebles usados, ya que estos son más accesibles en su precio con respecto a las edificaciones nuevas y, además, la inflación anual tiene menos impacto sobre ellos.  

Es importante mencionar la tendencia de los jóvenes hacia la renta. Esto no es ajeno al resto del mundo, sino que se trata de un comportamiento reconocible en esa franja etaria, pues la inestabilidad económica y la precarización laboral han logrado modificar el sueño de la casa propia.

¿Cuál es el precio promedio de las casas en México?

Los valores, por supuesto, dependen de las zonas en las que busques. Puntos metropolitanos son siempre más costosos, por lo que un departamento de proporciones más bien pequeñas no tendrá inconveniente en superar con creces los cinco millones de pesos. Ten en cuenta que anualmente el costo de las casas y departamentos, ya sean nuevos o usados, presentan alzas que rondan el 15% en ubicaciones retiradas y de hasta el 50% en ciudades de envergadura. 

Es por esta razón que muchos mexicanos optan por acceder a los créditos que ofrecen distintas entidades bancarias. Los requisitos generales que sí o sí debes afrontar para ello es tener un ahorro inicial que cubra un porcentaje de la vivienda deseada y un salario que te permita pagar las cuotas en tiempo y forma con un interés estimado en un 11%, aproximadamente.

La segunda vía para quienes no disponen de todo el dinero es ser candidato al crédito hipotecario Infonavit (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda), el cual no sólo te brinda la posibilidad de comprar una casa, sino también de remodelar la que ya tienes o de iniciar las obras en tu terreno. Sin embargo, hay que tener presente que no todos los postulantes llegan a obtener el máximo préstamo disponible, pues para que lo otorguen hay que calificar en el sistema de puntajes establecido por el organismo.