Salones para eventos en Argentina

Alquilar salones para eventos en Argentina es una práctica bastante común, ya que responde al modo tradicional de celebrar todo tipo de aniversarios en esta nación. A pesar de que los viajes al exterior son cada vez más elegidos, la clásica fiesta de quince años sigue vigente, sobre todo en el interior del país. Además, pese a que los divorcios siguen en alza y la tasa de ruptura indica que la primera crisis se atraviesa luego de los dos años que le siguen a la boda, los casamientos se siguen festejando.

¿Cuánto cuesta alquilar un salón de eventos en Argentina?

Confeti en salón de eventos en Argentina

Los precios varían de acuerdo a la capacidad del lugar, a su nivel y, sobre todo, a la ubicación. Cabe destacar que no es lo mismo rentar una quinta o bodega (espacios abiertos) que un salón común. En el precio final también influye si el servicio tiene incluido el catering, la fotografía, el DJ y la decoración. Si se paga por adelantado para reservar la fecha, se pueden obtener importantes descuentos. Entonces, la media, a grandes rasgos, es:

  • Salón tradicional de baja y mediana categoría: Entre 15 y 20 mil pesos.
  • Salón tradicional de alta categoría: Entre 20 y 30 mil pesos.
  • Bodegas y quintas: Entre los 25 y 35 mil pesos. En este punto se destaca que la jornada es más amplia, pues comienza al mediodía y se extiende hasta el amanecer del día siguiente.

¿Qué debo tener en cuenta al contratar salones de eventos en Argentina?

El precio no lo es todo, aunque es más que frecuente que los interesados aparten una fecha porque la ambientación los ha cautivado. Sin embargo, debe observarse con especial atención el estado de los baños, las salidas de emergencia, el sistema de sonido y el tamaño de la cocina. Son aspectos que no suelen tenerse en cuenta, pero que hacen al espíritu del evento, ya que impactan sobre la impresión buena o mala que se llevarán los invitados. 

Por ejemplo, si las instalaciones sanitarias no tienen presión de agua, el estado de los mismos será deplorable pocas horas después de iniciada la fiesta; si la cocina es de proporciones limitadas, el servicio de comida presentará demoras y emplatados pobres a la vista; si el equipo musical no es óptimo, nadie se atreverá a levantarse de su silla y hasta corres el riesgo de que la gente se aburra. También es imprescindible que corrobores el tema del estacionamiento ¿Cuenta con aparcados privados? Si la respuesta es negativa, ¿hay lugar suficiente en la vía pública para que las personas dejen sus vehículos relativamente cerca?

¿Qué tipo de eventos se pueden hacer en los salones?

Celebraciones de aniversario, casamientos y cumpleaños, pero también fiestas privadas, fiestas de egresados y despedidas de solteros. Algunas personas organizan fiestas con venta de entradas, pero éstas sin el debido permiso habilitado en el municipio correspondiente se denominan clandestinas y, por ende, son ilegales. En este caso, las multas van desde la clausura del sitio hasta una penalización que ronda los 150 mil pesos.