Gatos en adopción en México

La cantidad de gatos en adopción en México y también de otros animales —perros, principalmente— crece año a año, producto de la falta de conciencia en la sociedad, de la ausencia de políticas estatales que den una respuesta eficiente al problema y del negocio que se esconde detrás. Sin embargo, al momento de querer una nueva mascota en tu familia, adoptar un gato o un perro es una excelente forma de combatir la desidia en torno a ellos.

Sin ir más lejos, distintos organismos que trabajan en pos de la protección de los animales y sus derechos afirman que en México la tasa de crecimiento anual de abandono de mascotas es del 20%, una cifra que, además de indignar y superpoblar las ciudades de animales callejeros, se acrecienta después de las fiestas navideñas y de San Valentín, cuando perros y gatos son elegidos como regalos sin pensar en las obligaciones a largo plazo que conlleva criar una mascota.

¿Por qué adoptar un gato en México?

Gato en adopción en México

Más allá de las ventajas a nivel anímico que puede proporcionar compartir el espacio con una mascota, hay razones de peso social para que decidas adoptar un gato:

  • Colaboras a disminuir la tasa de mortandad asistida: En México, la ley permite el sacrificio de gatos sanos, heridos o con posibles afecciones de salud para hacer un control activo sobre la población de animales abandonados.
  • No incentivas el comercio ilegal de animales: Una de las realidades mexicanas es que, pese a que las leyes sancionan usufructuar con la venta de mascotas fuera de tiendas dedicadas exclusivamente a esto, el asentamiento de criaderos ilegales es contundente y se encuentra en alza, sometiendo a los ejemplares a un sinfín de malos tratos.
  • Ayudas a que haya menos transmisión de enfermedades: Los animales abandonados que no tienen acceso a la atención veterinaria pueden ser portadores y transmisores de distintas patologías, tanto para otras mascotas como para seres humanos.

¿Cómo y dónde adoptar un gato en México?

En todo el territorio México puedes encontrar albergues y fundaciones que, gracias a los voluntarios que brindan su tiempo y recursos económicos, rescatan, sanan y dan en adopción a todo tipo de gatos. Por otro lado, también puedes recurrir a los cientos de grupos en Facebook destinados a la difusión de gatos perdidos y a la adopción de los mismos

Eso sí, en la mayoría de los casos debes tener en cuenta que se debe cumplir con una serie de requisitos y estar de acuerdo con algunas condiciones: 

  • Hogar: El sitio debe ser lo suficientemente amplio y limpio si se tiene a más de un gato a cargo o a otras especies.
  • Seguimiento: Es probable que los rescatistas exijan que les envíes fotos y videos para comprobar el bienestar del gato durante algún tiempo.
  • Vacunas: Por lo general, los animales se entregan con las primeras dosis de vacunación aplicadas y ya desparasitados. Además, si quieres un cachorro de gato, debes ser paciente y esperar a que pueda ser separado de la gata nodriza. 
  • Castración: Es frecuente que quienes dan gatos en adopción se comprometan a esterilizar al felino en cuestión. En caso contrario, tú deberías pensar en esta responsabilidad.